¿Le llegó el final al ICA?

Se ha presentado una propuesta que busca la adopción de un formulario único nacional para la presentación del impuesto, la constitución de un registro único de contribuyentes y la implementación de sistemas de estimación de ingresos que permitirían la facturación del impuesto.

Fuente: Actualicese.com

Nueve ciudades le han propuesto al Gobierno sustituir el actual impuesto de Industria y Comercio (ICA) por un nuevo tributo llamado impuesto sobre las actividades económicas. Héctor Zambrano, secretario de Hacienda, explica que la iniciativa ha sido elaborada por delegados y representantes de las Secretarías de Hacienda de Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla, Ibagué, Bucaramanga, Manizales, Barrancabermeja y Popayán.

“El objetivo de la propuesta es actualizar un impuesto que fue creado hace casi un siglo, a la realidad económica actual, facilitar el cumplimiento de las obligaciones a los contribuyentes, adoptar reglas claras de territorialidad, redefinir elementos estructurales del impuesto y simplificar las labores de recaudo y control fiscal por parte de los entes territoriales”, explica Zambrano en la página de la Secretaría Distrital de Hacienda.

¿En qué consiste la propuesta?

La propuesta busca la adopción de un formulario único nacional para la presentación del impuesto, la constitución de un registro único de contribuyentes y la implementación de sistemas de estimación de ingresos que permitirían la facturación del impuesto.

La iniciativa también define reglas para la distribución del recaudo en actividades que hoy generan discusiones jurídicas entre los municipios como los servicios de transporte, telecomunicaciones, actividades sin establecimiento de comercio, servicios públicos y financieros, entre otras.

Algunos cambios que introduce

  • Sustitución del impuesto de industria y comercio (ICA) por un nuevo impuesto por denominado Impuesto sobre actividades económicas.
  • Definición de reglas claras de territorialidad para evitar la doble imposición.
  • Bases gravables específicas acorde a las características sectoriales.
  • Adopción de regímenes de factores objetivos que permitirían la facturación del impuesto.
  • Reglas para la definición de tarifas para todos los municipios.
  • Adopción de un formulario único en las administraciones tributarias.
  • Estandarización de las actividades económicas con la Clasificación Industrial Internacional Uniforme CIIU.

¿Cuáles serían sus beneficios?

La importancia de la propuesta está en que busca construir entornos más competitivos y equitativos, facilita a los contribuyentes el cumplimiento de sus obligaciones tributarias disminuyendo el riesgo de que incurran en sanciones asociadas a normas complejas y define reglas jurídicas claras que evitan discusiones entre los entes territoriales que administran el tributo.

Zambrano ha dicho que la propuesta sintetiza el sentir de los principales municipios administradores del ICA en el país y contiene las ideas y aportes de los contribuyentes, gremios y académicos que en junio participaron en el Taller Modernización Tributaria para la Competitividad, Evaluación del impuesto de Industria y comercio ICA.

No se busca un incremento del recaudo, pero sí armonizar puntos administrativos de coordinación y gestión territorial, que facilitarían las labores de control, determinación y cobro de las diferentes entidades territoriales.